Descansar. Relajarse. Cuidarse
Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp

6 maneras de descansar durante la jornada de trabajo.

Puedes descansar durante tu jornada de trabajo: no existen medallas al más cansado…

Quizás descansar no esté bien visto en algunos sectores o para ciertas personas pero…¿ no estamos a menudo confundiendo esforzarse con estar cansado?  En francés tenemos una frase que dice así: «Qui veut voyager loin, ménage sa monture.» Traducido al castellano sería algo parecido a: «Quien quiere viajar lejos, cuida de su caballo.»

Pues eso. Si lo que pretendemos es llevar a buen puerto nuestros proyectos, hacer bien nuestro trabajo, cuidar de nuestros clientes o de nuestra familia, lo suyo es que nosotros estemos en forma. Cuidando de nosotros mismos y parando antes de llegar al agotamiento, esa es la solución para no llegar al temido «burn-out.»

Naturalmente que vamos a ser productivos y vamos a cumplir con nuestros objetivos pero ¿Es necesario hacerlo como si fuésemos mártires? Para cuidarnos y evitar el agotamiento podemos aprender a incluir en nuestra jornada unas breves y agradables pausas.

 

Descansar o las minipausas felices para aderezar tu día.

Solo necesitas unos minutos, tres o cuatro veces al día.

 

Andar.

No hablo aquí del largo paseo por el parque o por el campo. Esto lo recomiendo siempre que se pueda por sus aportes beneficiosos de los que hemos hablado ya en otros artículos. Sin embargo, ya que estamos programados para andar, unos simples pasos por la casa o la oficina pueden resultar beneficiosos para nosotros. Si llevas mucho tiempo delante del ordenador, levántate y da una vuelta. Poder dar una vuelta a la manzana sería lo ideal aunque unas idas y venidas por el pasillo nos valen.  Cuando ponemos un pie delante de otro, nuestro cerebro se pone automáticamente en modo «limpieza» o «resolver problemas.» Así que, de vez en cuando, da un pequeño paseo.

 

Deleitarse.

Saborea cada sorbito de café. Disfruta de un rayo de sol. Disfruta de la sensación de haber terminado un informe, una tarea o date unas palmaditas en la espalda y reconoce tus méritos. Deleitarse de las cosas pequeñas de la vida te proporciona un aumento de las hormonas del bienestar. Cuando tienes la costumbre de disfrutar de los pequeños placeres diarios, sientes una mayor conexión a ti misma y a tu vida.

Para eso, párate y pregúntate qué  hay de agradable, bonito o sorprendente para ti, ahora mismo? El instante presente está rico en cosas que podemos disfrutar y solo nos incumbe a nosotras verlas… 😎

Podemos aprender a detectar estas sensaciones agradables cuando aparecen y pasar unos minutos a sentirlas a fondo.  Vivirlas como si fueran el tesoro que en realidad son, es un excelente ejercicio para nuestro equilibrio mental. Además, en serio: te lo mereces.

 

Mindfulness y descansar
Fíjate en los detalles que te rodean. Estar en el momento para descansar la mente durante la jornada de trabajo.

 

 

 

Zambullirnos en nosotros mismos.

Solo unos minutos. No solemos escuchar los señales de nuestro cuerpo o de nuestra mente cuando nos dicen que necesitan introspección. .( ¡Sí, nos mandan estas señales…! 😥)

Unos minutos a la escucha de una misma no tiene que ser una actividad fastidiosa o difícil. Por ejemplo, puede bastar con ponerse unos cascos, cerrar los ojos y escuchar música. Para otros, será meditar unos instantes. Lo importante aquí es parar, cerrase al mundo exterior y escucharse. Por mi experiencia, os puedo comentar que cuando empezamos a escucharnos de verdad, empezamos a encontrar soluciones que se ajustan a la vida que deseamos.

 

Descansar con un momento de mindfulness.

Salte un poco del ajetreo diario. Escoge un sitio tranquilo y ponte cómoda. Simplemente cierra los ojos y céntrate en tu respiración. Después utiliza tus sentidos: ¿Qué oyes?, ¿Qué hueles?, Qué puedes tocar? y concéntrate en las sensaciones. No juzgues. Solo se trata de fijarte en el momento presente y lo que está pasando en él. Nombra cuatro o cinco cosas que puedes ver, que puedes oler o sentir…

Este ejercicio es una potente herramienta contra la ansiedad o la preocupación. Nos permite conectar de nuevo con nuestro cuerpo y alejarnos un poco del temible rumiar de nuestra mente.  Desde luego es una forma muy natural de evitar el distrés o estrés negativo.

 

Estirarse.

Creo que no necesito explicártelo. Mover el cuerpo es bueno para tu salud física y mental. El simple hecho de estirarte le manda señales positivas a tu cerebro. Es un buen ejercicio que puedes hacer cuando cambias de tarea. No necesitas mucho espacio para hacerlo ni mucho tiempo y todo son beneficios.

La energía se estanca en el cuerpo y por eso estirarse es una excelente manera de moverla y desbloquearla. La naturaleza es sabia: haz como este felino 😄

 

Estirarse como fuente de descanso.
Estírate para mover tu energía y quitar tensiones.

 

Vaguear y descansar durante la jornada de trabajo.

Sí, sí. Holgazanear. Lo has leído bien. Durante un rato, no hagas nada, no hables con nadie, no escuches nada con atención. Tu cerebro se pondrá a trabajar «de fondo.» Es cuando se pone a encontrar soluciones y a tener ideas brillantes. Deja los podcasts, los vídeos o el periódico. No hagas NADA.

Esto no te convierte en una persona vaga… «Solo» estás optimizando tu cerebro y descansando. Para ayudarte, la próxima vez que vayas a la playa o al campo, graba en tu teléfono el sonido del mar o de un riachuelo. Guárdalo para estos momento en los que quieres descansar, sin hacer nada…solo escuchando la naturaleza. Si vives en la naturaleza, lo tienes más fácil aún…

Te dejo aquí un enlace para que disfrutes de no hacer nada durante dos minutos: Do nothing for 2 minutes.

https://www.youtube.com/watch?v=uiE5CBb7ZDo

 

Pues, ya está… Estos son mis seis trucos para descansar a lo largo de tu jornada de trabajo. Espero que te sean útiles. Para familiarizarte con ellos y coger la costumbre de hacerlos, puedes ponerte unas alarmas a lo largo del día para recordar que quieres hacer minipausas para evitar el estrés o demasiado cansancio.

¿Tienes tú otros que sueles utilizar? Déjamelos en comentarios. Me encantaría leerte…

 

¿Quieres volver a tomar las riendas de tu vida y encontrar bienestar y equilibrio? Piensa en el coaching y contáctame: https://chrystelcoach.com/

 

 

 

Más Artículos de Chrystel

Deja un comentario