Un bonito atardecer de paz y tranquilidad a orillas de un lago. Simpplificar.
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp

Cinco maneras de simplificarse la vida.

Cinco maneras de simplificarse la vida.

 

Simplificarte la vida. Buen plan. Muchos intuimos que es el camino para alcanzar una vida más equilibrada y la tan ansiada calma mental. Aunque muchas veces no sabemos por donde empezar.

Así que, en este artículo, me propongo darte cinco maneras de simplificar tu vida. Existen muchas más evidentemente pero creo que lo importante es tener unas pocas muy claras y a nuestro alcance.

 

1- Organiza y crea tu día.

 

Objetos de oficina muy ordenados.
Organiza y crea tu día. Dale una brújula a tu cerebro.

 

Acostúmbrate a pensar en tu día como algo que creas tú…por lo menos en parte. Al final no es algo que tienes que «sufrir.» Tienes mucho más poder de lo que te imaginas. Cuando te levantas y tu cerebro está todavía como una página en blanco, piensa en cómo quieres vivir tu día. Sé que tienes un trabajo o estudios y muchas obligaciones, aún así puedes escoger la tonalidad del día. Lo puedes definir con una frase, un mantra o una palabra. Es importante que tu cerebro sepa adónde va para que pueda mantener la dirección más fácilmente.

A lo largo del día podrás también chequear si sigues o no manteniendo el rumbo. Si hace falta, será el momento para reajustar y retomar el camino de manera a que se acerque lo más posible a lo que querías tú para tu día. Me gusta este ejercicio porque es una auténtica brújula 🧭

Te toca:

Hacer este ejercicio solo te llevarás unos minutos y conseguirás muchos beneficios. Te dejo unas preguntas para ayudarte en la creación de tu brújula:

  • ¿ Cómo quieres vivir tu día?
  • ¿Qué es importante para ti hoy?
  • ¿Qué vas a hacer para vivir tu día como quieres?
  • ¿A qué te vas a dar permiso?

Contestando a estas preguntas tienes una guía potente para todo el día y empezarás a vivir con más consciencia y menos en modo piloto automático.

 

2- Ten un momento «limpieza» cada día o cada semana.

Para simplificarte la vida tendrás que hacer limpieza. Y no hablo solo de la limpieza de la casa. Aquí se trata de tirar los papeles inútiles que ocupan parte de tu mesa de trabajo o los muebles a tu alrededor. Borra correos electrónicos que ya no te interesen y contesta de una vez a los mensajes escritos o de audio que tienes esperando en los chats. ¡Verás el efecto liberador que tiene sobre tu mente! 💥

En este punto solo puedo recordarte que sería muy beneficioso darte de baja de las suscripciones que en realidad no te interesan o salir de los grupos de chateo que te roban la paz mental. Piensa en lo que vas a ganar cuando lo hagas.

Es un momento también para comprobar tu «to-do list» y tu «did-it» list y puedes aprovechar para poner al día tu calendario.  Si quieres saber qué es la «did-it» list, te dejo el enlace aquí.

Te toca:

Escoge y reserva un tiempo en función de lo que necesites para este ritual de limpieza. Se trata de «limpiar» tu vida digital y tu espacio de trabajo. Comprobarás cómo tu mente se ordena también y se disipa mucho la niebla del caos. Es igualmente interesante tener este ritual con tus finanzas.

 

3- Haz una cosa a la vez.

 

«La atención es una manera de hacerse amigo de nosotros mismos y de nuestra experiencia.» (Jon Kabat-Zinn)

 

Nuestro cerebro no puede hacer varias cosas a la vez. Solo puede pasar de una a otra más o menos rápido. Y esto tiene un precio: el cansancio, no ver detalles, errores y malas decisiones. Si quieres simplificar tu vida, esfuérzate en hacer una cosa a la vez. Puedes cerrar aplicaciones o tabuladores cuando trabajas y perder tu móvil de vista durante un tiempo largo. Cuando estés escribiendo un mail, escríbelo con atención. Cuando estés comiendo, concéntrate en lo que comes. Cada actividad debe tener su espacio en tu tiempo.

Te permite vivir en consciencia, disfrutar más de la vida y sus detalles y retomar las riendas.

Te toca:

¿Qué quieres hacer en plena consciencia? ¿Por dónde empiezas?

Evita las distracciones y las interferencias. Quizás necesites utilizar tu asertividad para hacer entender a ciertas personas que tu tiempo es oro y no puedes atender a todos en cualquier momento. 😎

 

4- Cuida tu salud física y emocional.

 

Limones sobre madera blanca
Ya conocemos la importancia de una dieta equilibrada.

Aquí no te digo ninguna novedad. Es fundamental hacer un hueco en la agenda para el deporte y organizarse para comer sano y equilibrado.

También revisa tu discurso interior, tus esquemas de funcionamiento. Te invito a practicar ejercicios de autoconocimiento. (Hasta puedes trabajar con una coach…😉)

Te paso este enlace para que veas por dónde puedes empezar para adiestrar tu mente y simplificar tu vida. Y no te olvides de descansar. No tienes que estar siempre ajetreada y agobiada por el número de tareas que «tienes que» hacer. En este caso como en muchas cosas de la vida, «less is more

Te toca:

Ponte un objetivo. Divídelo en pasitos fáciles de dar. Da los pasitos… Te mereces esta tranquilidad que tanto anhelas.

 

5- Ve despacio y disfruta de la quietud.

 

«De los gatos he aprendido que por mucha prisa que lleves, siempre puedes detenerte durante un momento para rascarte detrás de la oreja.» (J. Alfredo Díaz)

 

Una de las mejores maneras de simplificar tu vida es sin duda ralentizar tu ritmo. Se trata de aceptar que no podemos hacerlo/saberlo/conocerlo todo. Si aprendes a dejar espacios entre las cosas, entre las actividades, podrás disfrutar más y recargar pilas más fácilmente. Estos espacios también son vida.

El ser humano necesita parar y ser. Somos seres humanos, no «haceres» humanos. 🤯

Cuando anheles la calma y un ritmo más llevadero, pregúntate cómo puedes crear estos momentos de tranquilidad y disfrutar de ellos. No necesitas que sean siempre momentos muy largos. Pensar que solo vas a descansar si te vas un mes entero a las islas Seychelles es poner una excusa. Es crear un problema en vez de solucionar el que tienes. Entre el ajetreo incesante y un mes en una isla tropical existen una multitud de opciones que puedes buscar y crear si hace falta.

Ir despacio no es un capricho, necesitas bajar el ritmo. Tienes derecho a ello.

Te toca:

Esta semana, ponte una nota escrita que te recuerde que puedes ralentizar y otorgarte unos momentos de tranquilidad. Será una manera de cuidar de ti y verás como te ayuda a simplificar tu vida.

Si además te interesan trucos para calmar tu mente, te dejo este enlace.

 

Espero que esta publicación te ayude. Si te atreves con uno o varios de estos consejos para simplificar tu vida, por favor, déjame un comentario y cuéntamelo. Me encantará conocer tu experiencia.

Y no olvides que si crees que te vendría bien trabajar con un coach, contáctame.

 

 

Más Artículos de Chrystel

Deja un comentario